Lord Byron

Yo tuve un sueño, que no era un sueño.

El luminoso sol se había extinguido y las estrellas
vagaban sin rumbo…
LORD BYRON, Darkness
Estos sugestivos versos fueron inspirados por la entrada en erupción en 1815 de un volcán llamado Tambora, una montaña situada en una isla de indonesia , Sumbawa, que mató a 100.000 personas y que fue el estallido más grande que ha registrado la historia de la humanidad, con una fuerza de unas 60.000 bombas atómicas del tamaño de la de Hiroshima, y que dotó a las puestas de Sol de un colorido insólito y empañado, durante un tiempo y por todo el planeta.
Creo que estos datos muestran bien a las claras algo que nos angustia porque nos rodea, porque lo notamos, porque nos palpita, y porque no es otra cosa que la fragilidad humana. La fragilidad de una especie que es capaz de conquistar la Luna y de llegar a la doble hélice, pero que puede desaparecer sin dejar ni rastro si se le antoja al azar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s