La noche americana

Título original: La nuit américaine

Año: 1973

Director: François Truffaut

 

Una obra maestra. Debería finalizar la entrada con la frase anterior, pues todo lo que añada a partir de ahora perturbará la mejor definición que de esta película se puede dar. Pero ya deberían saberlo, no sé callar.

Y una obra maestra de lo más atípica para mis sentidos, en tanto que la visioné de un modo tranquilo, desapasionado, y sin embargo, consciente de la maravilla que tenía ante mí. No me zarandeó el alma, el corazón, o los intestinos, pero su estética y su temática me caló profundo  hasta aseverar de modo indiscutible la etiqueta de película imprescindible.

Truffaut haciendo de director de cine que habla sobre el rodaje de una película, me parece ya de por sí una combinación de espejos imposible de superar, más cuando el juego se produce con la mayor de las naturalidades y sin ninguna pretensión. Vida es lo que rezuma la película. Vida y sus problemas. Vida envuelta en cine, y cine envuelta en vida.

Hay muchos motivos para no perdérsela, pero no quiero extenderme y, acabo con este:  la fuerza que irradia la belleza de Jacqueline Bisset. En alguna de sus miradas, y debido a mi insoportable cursilería, pude encontrar, no la sensualidad aparente, sino la misma idea de belleza reencarnada. Acabo y trato de arrancarme esa mirada, consciente de que no es para mí. O quién sabe, pues hay mujeres que sí son mágicas.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s