Tarde de domingo

Si ahora mismo estuviera enamorado, explotaría de felicidad. No estuvo mal el día, pero la tarde noche se convirtió en mágica, según el consejo, parece, que le da el “maestro” a Dorian Grey: curar los males del cuerpo con los placeres del alma… Pero en mi caso sin haber dolores por ningún lado. Primero la literatura con Geralt que me atrapó con su férreo abrazo. Más tarde fue el turno del cine, “Descubriendo Nunca Jamás”. Por último, el humor de Buenafuente y una actuación de su programa donde versionaron a Pink Floyd y Dire Straits.
Joder, cómo no venirse arriba, y puesto que llevo meses sin pisar el cieno, casi me salgo. ¡Perra vida, qué jodidamente buena eres a veces!

Un comentario en “Tarde de domingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s