7 más 1

Cabalgo ahora sobre el amanecer del octavo día por estas antiguas tierras de enclave romano a orillas del Rhin, con su esplendorosa y altísima catedral, orgullo de la ciudad, y con su grata gente, verdadero patrimonio de Köln. Apenas una semana llena de actividad, si entendemos esto por papeleo y prácticas para un futuro trabajo caído del cielo. Todo de momento saliendo a pedir de boca, por lo que habrá que estar atentos a los reveses del azar.
Köln no es Berlín, pero hasta ahora aquella me reserva lo que no hizo ésta: suerte y un proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s