10 Yo tampoco hablo de victorias

Sobrevivo porque aguanto. Aguanto porque llega esa mirada, esa risa, esa frase, esa canción. Si no llegan, ve tú a por ellas. Son salud, y son necesarias para sobrevivir a mucho de todo lo demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s