Un mal día… que ya pasó

Últimamente, donde “últimamente” significa en el aproximadamente último año, estoy formando parte de clubes que no molan mucho. Primero fue el de “larga relación fracasada”, y ayer entré a formar parte del de aquellos que pueden presumir de haberse pegado una castaña con el coche.
Mi pobre Ford Mondeo acabó para la chatarra, yo, al margen del cabreo, salí sin un rasguño, sin una contusión, sin nada más que lamentar el palmar unos cuantos miles de euros. Dinero siempre sucio, nada más.
Un mal día a relativizar cuando la grúa te pasea por delante de un accidente bastante más grave que provocó el mío. Un mal día que me deja sin muchas cosas y me presenta otras nuevas, lo que me lleva a mi siguiente entrada, mucho más interesante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s