Españistán

Déjenme perfeccionar aquella sentencia en la que apuntaba que el humor santifica: el humor es capaz de explicar, de dignificar, y hasta de santificar. No creo que sea sólo el camino, pero forma parte de él de una manera ineludible, o tal vez no haya camino posible.
Y para muestra, unas sonrisas amargas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s