Cuchillo en mano

Cualquier día me descuido y dejo escapar a todos los demonios que cohabitan en mí. Mientras eso ocurre les iré dejando salir de uno en uno y por poco tiempo, no vaya a ser que les guste el mundo exterior y no quieran volver. En cualquier caso cuando les vean no les tomen demasiado en serio, ni demasiado en broma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s