3:30

Voy a leer hasta que se me gasten los ojos, voy a escribir hasta desfallecer las manos… voy a mentir hasta morir.
Seré comedido por más que anhele la locura, ésta no es lo mío; eterno aburrido, animal sobrealimentado de raciocinio soy pasto de mi “rereflexionar”. Si al menos tuviera clase en tamaña patraña, o en cualquiera otra, sería más intenso mi existir. Los días tristes es lo que busco, intensidad de mi ser y de mis actos, salirme por mis poros. Los días felices, cuantiosos últimamente, renegaría de lo anterior, la inanidad me basta, la rutina me sobra, mi mediocridad me satisface.
Ya está dicho, las palabras que cierran el círculo, el mío, el que abrí hace años, el que reabro a diario más o menos consciente, las que guían mi escribir cuando acaece, por las que empiezo, por las que lloro, por las que paro: mediocridad satisfecha –un destino; los hay peores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s