Herido no roto

Ahora que parecen clausurados definitivamente ocho años largos de relación, puedo decir sin ánimo de error, que la etapa más feliz de mi vida ha claudicado. No pasa nada, ahora es el turno de la etapa más interesante.

Estaría bien ir de nueve en nueve, así que apostemos ahora por las emociones más intensas que quepa imaginar, llevará tiempo, pero quiero al corazón fuera del pecho, al alma besando las nubes, a las manos acariciando las musas, y a los pies corriendo por el fuego. Ya digo adiós al cariño tranquilo, al amor pausado, al sexo sereno. Hola a la incertidumbre, al yugo quebrado, a la lengua bífida. Soy mi carácter, mi carácter es tan lábil, que seré un océano de posibilidades moldeado por el tiempo.

Cuando mire atrás, de aquí a otro ciclo, quiero una sonrisa de asunción, puedo querer descansar o seguir, puedo querer cambiar de rumbo o no, pero lo que no puedo querer, lo que tengo que querer, es decir, es pensar, es sentir, sí, he cumplido, pues he vivido la etapa más interesante de mi vida. Y seguir adelante.
—————————————-
Aunque me costará tanto superar lo que he tenido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s