18

Lo dijo el replicante para sí, pero todos, cada uno de nosotros, del primero al último, tenemos tantas historias que se perderán como lágrimas en la lluvia, que es fácil venirse abajo. Sería lindo volcar la tierra justo antes de que la gota-lágrima caiga y toque el suelo, iniciando de nuevo su cabalgadura, viviéndola otra vez a la espera de rozar el cielo pero sin besarle, porque justo entonces sería éste el que retornara a su lugar inicial, y de nuevo, la lágrima-gota de nuestra historia volvería a rasgar la nada dejando una perceptible huella en su tercer trayecto. ¿Para qué decir que así continuaríamos ad infinitum? ¿Y para qué pretender que estos retornos infinitos vayan más allá del anhelo? Pero, ¿por qué al menos no pensar que sería bonito?
Nihil novum sub sole. Pero de vez en cuando hay que volverlo a decir, quizá alguien lo escuche por primera vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s