5:32

Acabo de terminar de ver “Nubes pasajeras”, película finlandesa que casi me hace patentar un nuevo concepto: “suicidio por pena ajena”. Pero por suerte terminé de verla y el director tuvo la decencia de poner un final feliz. Las nubes se marcharon y por una vez y sirviendo de precedente estaba justificado. Pero a lo que iba o venía, al poco de que las cosas se empiezan a torcer en este buen drama, el protagonista le dice a la protagonista (ella un poco más, y son marido y mujer), que no pasa nada, que “los árboles siguen creciendo”. Sencillamente me parece una frase genial, y no podía dejarla pasar.
Por otra parte, si alguien de los ninguno que me leen, tiene intención de ir a Finlandia, que se lo piensa mucho. No parece existir país más gris en el mundo que éste, da la sensación de ser lo antimediterráneo por antonomasia, y no tanto por el frío cuanto por el trato humano que se dan unos a otros. De hecho la película merece la pena verla sólo por curiosidad antropológica, ahora bien, hacer un trabajo de campo me parece que puede acabar en depresión.
¡A vivir que son dos días!, y uno y medio no es demasiado bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s