32

“Siempre” y “nunca” son palabras que anhelan alcanzar lo contrario a lo que somos. Refieren a un infinito del que no participamos pero que perseguimos desesperadamente. Aspiran a asegurarnos una inmutabilidad que no va con nosotros.

Lo anterior en el plano abstracto, en el práctico podemos poner que el “siempre te querré” y el “nunca te volveré a ver”, forman parte de esa desesperación por agarrarnos a algo seguro, pero es el hierro a lo que te puedes asir, no a los sentimientos. Ya se sabe que no hay nada para siempre, ya sabemos que las palabras se las lleva el viento: somos finito. Ahora bien, también somos contradicción, y seguiremos empleándolas comos si fueran la mayor de las certezas. He ahí nuestra condena, nuestro sello y a buen seguro, nuestra salvación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s