De por qué Nietzsche

Si me preguntaran sobre mis pasiones, no tardaría en mencionar la literatura, y si inquirieran sobre nombres propios, el de Nietzsche no tardaría en aparecer. Y no, no lo mentaría entre los filósofos, sino entre aquellos que como Cortázar, Sartre, Dostoievski, te ponen la piel de gallina al margen del encasillamiento que de ellos hacemos. Y si quieren más razones haría lo que hice hoy, coger un libro suyo al azar, “La genealogía de la moral”, abrirlo del mismo modo, y ponerme a leer. He aquí el resultado:
“Leída desde una lejana constelación, tal vez la escritura mayúscula de nuestra existencia terrena induciría a concluir que la tierra es el astro auténticamente ascético, un rincón lleno de criaturas descontentas, presuntuosas y repugnantes, totalmente incapaces de liberarse de un profundo hastío de sí mismas, de la tierra, de toda la vida, y que se causan todo el daño que pueden, por el placer de causar daño.”
Sobra continuar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s