53

Muchos de los problemas que sacuden a este país y a la mayoría, son de raíces viejas y difíciles de erradicar, y no son otros, que el de quién guardará a los guardianes, quién legislará a los legisladores, y quién nos salvará de nosotros mismos. 
Ahora bien, estamos llegando a un punto político, en el que hacerlo tan solo un poquito mejor, comienza a resultar fácil. Y en cualquier caso, su incompetencia nos abre un espacio y unas posibilidades que debemos aprovechar, si no para arrancar esas raíces podridas (ojalá podamos, pero aquí soy pesimista) al menos, sí para realizar una buena poda. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s